martes, 27 de mayo de 2008

EPIFANÍA


Sol/ intenso
centro
risa/ sombra
pared
fuego/ fósforo
charco/ ala/lluvia
pájaro/ pupila/ vuelo/ muerte
rayo/mosquito
vuelo
aurora/niebla
noche
espino
dedo
invierno
aguja
juicio
vidrio
resuello
filo/destello
cicatriz
abrigo
día
nada
molusco
gota
noche
angustia
teléfono
tristeza
vaso
luz
letra
vida /mirada
aire
crisantemo
corazón
esperanza
ciudad &
viento
corona/luz/luz
día
herida
instante
coma
ácido/garganta
veneno/retina
sombras /agua
bocinas/dinamita
infierno
terciopelo
línea
líquido/tórax
hélice
respiración
torbellino
destello
lodo /sol
pieL
reflejo /claridad
diestro/ dios
labio/navaja
vinagre
paisaje
huella
oscuridad

cielo a la cuarta velocidad
adentro estoy solo
platico plástico con adelgazado calor
derretido por la lupa
respirando reptilmente
la uña gris
ese (S)
tedio
que da por
hablar & por hablar
doblar la hoja de miedo
y desaparecer titilando
delante
no hay una
mesa al
centro de
mil desconcierto
es en vano un
cambio
de juez
al montevenus
los vasos tardan en llenarse
y la cápsula
con líquido dietético con sabor a chocolate
hacen los utensilios
personales
boca abajo
cuando un gancho
sale de la piel y la hace jirones
de claustrofobia
la ciudad
ojeras
mesa
hace ceniza
un empleo ordinario
algunas cosas son peores que eso
algunas cosas son peores
sostener
cursivas
cuchillo celeste la extensión
suficiente aliento concreto
de dólares cauce mar
despojos
verde
pornortográfico
chicles de
prozac
calcografiado sonrío
a
la madrugada
telepático
y
ardiente de polen
rumiando los cristales
remollo la escarcha
incrustando la
seca
ceniza de soldado
diván
en
los titulares del
amor sexo
regresando por el ruido la radio
y
(...)
y la tele
desde
un frasco de expectorante
pasando en rojo
colgando del rojo
sin detenerme
nadie hace algo por algo y nada por nada nadie quita las cosas
sólo porque sí y nadie las pone en el horóscopo todos los días
días torpes grandes geniales hermosos
de culo dulce
y
ásperax fotografías
de
camiseta
asiento reclinable
ojos rojos
fuera de freno

4 comentarios:

Vania Vargas dijo...

Leo y siento la velocidad de la caída. Me veo alicia descendiendo por un agujero oscuro. Ta chulo el chucho colocho. saludos

Cristian Mejia dijo...

Manifestaciones de Dios, en un mundo de humanos.

Enana boicoteadora maldita dijo...

se ve lindo el poema con ese display

alejandro marré dijo...

puro beat mr. P