jueves, 5 de junio de 2008

EL JUICIO



Si una línea se niega a perderse, las cosas se vaporan en los ojos.

Refranes fieles al cuerpo. Hojas que se cansaron de luchar. Cuerpo entre cocaína lloviendo en inviernos secos.
Belleza sin comparación: entonces…
No hay belleza sin dinamita. No hay reglas, sólo hay monotonía. No hay tiempo suficiente, sólo nostalgia.
Todo parece desintegrarse. No existe la necesidad de un juicio. Cada quien decide qué parte entrega.

2 comentarios:

Enana boicoteadora maldita dijo...

los dibujos de quien son, TOC?
me gustaron los TOCS
besos

Andrea Grimaldi dijo...

Hasta la autodestrucción llega a ser eventualmente monótona. Es ahí cuando se buscan nuevas rutas para desintegrarse.