lunes, 2 de junio de 2008

E.P. (ESTUARDO PRADO)

una canción de José-José interpretada por una drag-queen que se hace llamar "Marisela" la noche antes del fin del mundo despenicando una violineta de diazepanes en el Bar Faroles,

la sonrisa de una mesera,
el enamoramiento gonocoide a píldoras de chocolate,
un litro de cerveza/ mantel plástico/ pichel plástico/vasos plásticos/ todo de plástico junto a 2 perros del DOAN bufando como búfalos bicéfalos que se acercan nos huelen/escarban en las piernas,

la parálisis que recorre la bragueta/ el mentol chino que abre llagas en el corazón;
la melodía que repta por el piso encharcado en orines ocres y densos,
el oscuro pasillo de la muerte dentro de una vagina dentada
el sol que deja cada mañana los pulmones llenos de creolina,
el jesús que, con su bello rostro 3D, vigila vasos de los ausentes,


E.P., barba de rabino, tatuaje que sube por los brazos como la sombra de una hiedra,

somos eso que se levanta de la mesa para ejecutar la acrobacia de sostenerse en dos pies,
somos la fotografía de dos chimpances abrazándose dentro de una canasta
somos la memoria que no tiene límites en la rocola-ABBA zodiacal
la ternura que estruja las glándulas y causa gran estremecimiento;

quizás ya no sea necesario,
el tiempo de gastar billetes en cuchillos y en drogas se adhirió a nosotros;

las liposucciones del espíritu
que permanecieron pertrechadas detrás de la felicidad ideal,

y hoy somos esto,
lo que escribimos aterrados de que los días fueran fósforos eternos que se apagan

como un pasaporte al olvido,
como una manera ridícula de justificar la vida.

7 comentarios:

Alma Karla dijo...

Suelo disfrutar tu blog.

Te invito a mirar el mío.

http://wwww.llamadayjuego.blogspot.com

Saludos y abrazos.

Guillermo Mazariegos dijo...

"y hoy somos esto,
lo que escribimos aterrados de que los días fueran fósforos eternos que se apagan"

Y hoy somos lo efimero juzgado y sentenciado, hecho y dicho, pero aún poetizable, si se me permite la palabra.
Que buen poema, Javier.

MarianoCantoral dijo...

La lírica tan propia que constantemente rasga el asfalto y contrata a lo urbano menos comedido, lo cotidiano mas monótono, lo alucinado mas ofuscado para que sirva de personaje estelar, es lo que mantiene y mantendrá vigente en el pasado, presente, futuro el aporte literario de Javier Payeras, y no solo eso, mas allá de lo que la existencia ostenta en su escepticismo que sencillamente, nadie sabe.

Amen de resumir esa sensiblidad perdida en el ser humano (aqui no cabe el poeta), esa constante reflexión sojuszgada por vanalidades postmodernas, Payeras mas bien resume attiborrado de ímpetu lo que para el escritor cualquiera, significa haber perdido esas credulidades fantásticas y engañosas (que los demás aun conservan como a una alhaja), y para el poeta (único ente capaz de escudriñarlo) solo tiene una función, nutrir los tropos donde se esconde la visión poética, la mas fantástica y alucinada, las mas real entre las farsas:

A guisa de ejemplo:

"y hoy somos esto,
lo que escribimos aterrados de que los días fueran fósforos eternos que se apagan

como un pasaporte al olvido,
como una manera ridícula de justificar la vida" (Javier Payeras).

tetrabrik dijo...

aprovecho pues para que, por medio tuyo, le mandés un abrazo al estuardo

El Conde Nado Loco dijo...

Que tal,
acabo de leer tu libro soledad-brother, me gusto tanto que compre ruido de fondo.... sin palabras Javier.

Slds.

Jacinta dijo...

Me sumo a lo que dice Tetrabrik.
Y otro para vos.

Pablo Bromo dijo...

Estuardo forever!, dicen en los bajomundos de la sodomía...

Salú por el barbudito ese...

Abrazo compyrex, P.