martes, 24 de junio de 2008

SOBRENATURALEZA

Este es un barco, una puerta. La planicie para pensar e irse lejos.
Hay salidas. Todas a la calle. Todas decisiones frente a la puerta de mí mismo. Pero las decisiones importantes son silenciosas: salir de la casa, salir de la vida de los demás, tomar un arma, salir, salir, salir... irse.
Sé que son la leyes del combate: pensar antes de desenfundar un arma, pero en la guerra real hay que matar antes de la sospecha.
Esta puerta hecha con mis palabras, este todos lados, este deseo constante.

3 comentarios:

Jorge Ariel Valentine dijo...

Una devuelta de saludo.
Un signo de exclamación al saber que visitó la Caja desde tan lejos.
Una invitación a regresar y seguir comentando
y
mi amistad inmediata.
(de fondo toca Isolation de Joy Division)

J.

MarianoCantoral dijo...

Has descrito la praxis de la vida, este instante donde tenemos que "sobrevivir para contarlo" (F.A. Méndez) esquivar los obstaculos si queremos amanecer mañana, tanta maleza hecha hombre solo nos permite vivir temerosos, desdichados, con poca ilusión...estar en un permanente y sedado estado de paranoia y desconfianza,

vos mas bien lo dijiste asi;


"Sé que son la leyes del combate: pensar antes de desenfundar un arma, pero en la guerra real hay que matar antes de la sospecha" (Javier Payeras).

The Black Wizard dijo...

las leyes de combate de esta urbe te llevan a tener una degeneración mental en la que si dudas sos baboso, si confias sos imbecil, pero si actuas como todo el mundo sos un buen guatemalteco, aquellos que prefieren desenfundar el arma y matar antes de preguntar, como nos llegamos a transdformar en esto y como nadie hizo nada para detenernos.