lunes, 14 de julio de 2008

BUROCRACIA


El día se derramó sobre la mesa, practicando a caerse del borde. La burocracia es un acercamiento ingrato con la vida. Es necesario beber dentro de toda esa rutina, para no ahogarse y para sonreír. Quizá no hay ningún éxtasis sobrenatural en una vida así, como la de ellos, sólo hay focos y horas y calendarios, cheques por cobrar, contratos, contadores, cierres, aperturas y todas esas cosas de las cuales no puede salir algo poético. Pienso en Lord Byron perdido en la municipalidad reclamando a la señora de los recibos -por qué me cortaron el servicio si lo tenía pagado hasta la última fecha-, luego todo el ruido de los edificios públicos, el olor de la gente encerrada dentro, ningún ventilador, ninguna ventana. El paso previo a llegar a la ventanilla, revisar las firmas, llevar en orden los papeles y siempre falta algo, la firma de un abuelo, el codo del último cheque, la foto de graduación y salir y volver a comenzar otra cola para regresar a esa misma y seguir así la escalera mugrosa, compartiendo vida con esas hormigas, clonándose si es necesario para no sentir náusea. Me jode tanto quedarme allí, esperando con cara de idiota, peleando por cosas que no debería necesitar, en lugar de hacer algo que valga la pena, aunque sepa que de tener tiempo tampoco haría algo verdaderamente valioso. Total es inútil, ojalá la burocracia no alcance mi facultad de imaginar y escribir cosas. Creo que preferiría hacer cualquier otro asunto menos quedarme inventariando hojas que serán caducas.

3 comentarios:

MarianoCantoral dijo...

verdaderamente poètico...claro,todos hemos sido victimas de una triste y melancolica burocracia la enraizada y la emergente y la que aun no se inventa pero todos sabemos que llegara ese triste dia...

Noé Rivera dijo...

Es excelente la manera tan profunda que utilizas para ilustrar esta putrefacta realidad, donde la burocracia nos tiene en una caotica realidad, que muchas veces pensamos que es una pesadía de la cual no podemos despertar, luego nos damos cuenta que es una triste realidad. saludos...

Pablo Bromo dijo...

Imagen tras imagen bro!!

Buena prosa, siempre tan cruel y tan real cómo es la guategracia... inventariando hojas que serán caducas, cómplice imagen Javier...

Un abrazo y siempre salú, P.