viernes, 1 de agosto de 2008

MI LUGAR MORTAL (Para Juan Pablo Dardón)

Miedo de cañerías heladas bajando por el tubo de la conciencia. Miedo interrumpido por los gestores de mi amable exilio en la cuenca de los meses muertos. Miedo a un sol que comienza a escarcharse. Miedo al encierro de los líquenes y de la naftalina. Miedo al desierto. Miedo a las hojas que caen paralizándose. Miedo a ese lugar común tan lleno de turistas. Miedo a todos los remedios que tiene la soledad.
Aunque a veces no distinga entre el riesgo y la veracidad, entre el escritorio y la barra de una cantina, siempre escribo para alguien. Siempre esos trailer de películas con deformes niños-lobo que devoran carne de adulto. Siempre este lugar donde la página es negra y negro es también todo el silencio en torno a ella.
Este mi lugar vulnerable.
Este sitio de donde vengo, pero donde nunca tengo un lugar.