lunes, 19 de enero de 2009

INTELECTUALES

(Gilbert & George, Singin Sculpture, 1973)

No cenes con intelectuales,

se ponen tristes y son pusilánimes.

Saben citar—eso sí saben—

pero no dan calor.

5 comentarios:

Ulises Bloomsbury dijo...

El intelectual y el critico se llevan bien hasta que uno u otro dice algo en contra de lo que el otro defiende. A menos que haya una mujer hermosa moderando exquisitamente en el silencio, los dos personajes podrian llegar a los golpes. Si cena una mujer inteligente con ellos, puede que no se vuelvan a dirigir la palabra los tres. Pero, si uno de los intelectuales es un poeta genuino, llevara todo a gracia, la chica compartira el postre, y saldran juntos alguna que otra vez.
Para esto podria haber una moraleja...jajaja

El Aguafiestas dijo...

Muchas veces sucede, muy cierto. Se pierde el calor entre tanto análisis y palabras.

Gabriel Arana Fuentes dijo...

UUUUUUUUUUUUUUUUUUU, la dejó ir sin anestesia.

Issa dijo...

mmmm suele pasar... se pierde el contacto visual, se pierde el calor...

Pablo Bromo dijo...

Cabal, bien cabal...