jueves, 12 de diciembre de 2013

MILNOVECIENTOS89




Historia aparte. Los letreros encendidos y mis manos cubriéndome las orejas. Finales del ochenta y nueve. En el parqueo de un supermercado me emborracho por primera vez. Estudio la secundaria en una escuela nocturna. Soy plenamente feliz.

Ahora me abstengo de cometer errores. Ahora todo puede suceder y nada posee verdadera alegría. ¿O soy más consciente del peligro?

Mi tiempo pasó del amarillo al blanco. Un tono encerado y opaco es hoy en día. El recuadro de una película de Krzysztof Kieślowski .


Se agotan las promesas. Deberán surtirme los minutos de un verdadero significado.


(Fondo para disco de John Zorn, página 129, Editorial Germinal)