miércoles, 6 de junio de 2018

RESISTENCIA


Isabel Ruiz / Río Negro


Pregúntele al ayudante de camión que estudia magisterio en una escuela nocturna.
Pregúntele a la empleada doméstica que dejó a sus tres niños pequeños en su pueblo.
Pregúntele al anciano que recibe 500 quetzales de jubilación.
Pregúntele a la viuda del piloto de bus que mataron la semana pasada.
Pregúnteles a los niños que caminan con una carga de leña a la orilla de la carretera.
Pregúntele a la mujer que espera el último autobús a las 10 de la noche en la 16 calle de la Zona 1.
Pregúntele al hijo del campesino de Huehuetenango que quiere estudiar en la universidad.
Pregúntele al que lleva seis meses sin trabajo.
Pregúntele a la familia que dejó su casa por huir de las pandillas.
Pregúntele a los que están trabajando de ilegales en Estados Unidos.
Pregúntele al policía que nunca ha aceptado un soborno.
Pregúntele al agente de seguridad que gana menos del salario mínimo.
Pregúntele a la madre y al niño con VIH.
Pregúntele al vendedor de lapiceros que se sube en las camionetas.
Pregúntele a los ex pandilleros que buscan un trabajo legal.
Pregúntele al hijo del campesino que se va a graduar de auditor.
Pregúntele al funcionario que prefirió ser despedido antes que corromperse.
Pregúntele a los bomberos, al soldado raso, al policía que está rescatando gente en las laderas del volcán de Fuego Pregunte,¿qué es para ellos vivir en Guatemala?,
"Es resistencia", le dirán.

No hay comentarios: