martes, 17 de febrero de 2009

OFICINAS DE CIUDAD

(Paul Mc Carthy, Tomato Head)
1

Sólo he alcanzado la velocidad.
Cada mañana sudo negro a grandes zancadas.
Un árbol incrustado en una maceta diminuta.
Una memoria prodigiosa, una constante migraña.
Soledad llena de walkmans y vicios.
Camas quebradas.
Deudas con los días futuros.
Polvos de novela policíaca.
Oficinas de ciudad.

2

Frente a la ventana de mi cuarto estaba un tendedero y sobre él se veía el cielo, y en las nubes adivinaba el rostro de Mark Twain.
Debería ser lo mismo, estoy exactamente en el mismo lugar, viviendo en la misma casa... pero es distinto.
3

Desde hace días no hago más que caminar sin rumbo. Por eso me siento extraño trabajando.
Creo que es necesario mantenerse en un hilo de esperanza para tener ganas de emprender algo.
Cuando no se espera nada y el siguiente día es una escena idéntica a la del día anterior, hasta el placer se vuelve una condena.