jueves, 26 de febrero de 2009

CON LOS PUÑOS, CON LOS DIENTES



(Josep Beuys, I like america and america likes me)


(5)

Algunas cosas qué decir.
Una vida intensa hecha con los puños y con los dientes.
Aquí donde me golpeo con el abandono.

(6)
Hoy pensaba en Dante.
Él buscaba a Beatriz entre todas las formas de inexistencia: la eternidad del dolor es la primera; la eternidad de la espera es la segunda, el purgatorio -que es la prisión de la esperanza- y la eternidad del gozo que es tan inexistente como la felicidad porque compromete una concepción no humana del éxtasis.

(7)
Tocar un libro es tocar un hombre —dice Whitman—. Hay libros que son verdaderos ríos de mierda, donde los ingenuos beben y los iniciados filtran un poco de agua para servirla como descubrimiento.

viernes, 20 de febrero de 2009

SOBRE CAER


(Kai Altoff)


(4)



Abajo hay un jardín.
Si uno salta del balcón cabe la posibilidad que las plantas amortigüen la caída.
Se puede caer directo a empalarse en un rosal. Sería una desagradable muerte de poeta… una rosa incrustada en el culo.




(5)



Las líneas son mis recortes. Me siento cortado a pedazos. No soy una persona entera.



(6)



No hay belleza sin dinamita. No hay reglas, sólo monotonía.
No hay tiempo suficiente, sólo nostalgia requerida.
Todo aquel que quiera puede ser desintegrado y no es necesario el juicio.
Cada quien decide qué parte de su vida puede entregar.

martes, 17 de febrero de 2009

OFICINAS DE CIUDAD

(Paul Mc Carthy, Tomato Head)
1

Sólo he alcanzado la velocidad.
Cada mañana sudo negro a grandes zancadas.
Un árbol incrustado en una maceta diminuta.
Una memoria prodigiosa, una constante migraña.
Soledad llena de walkmans y vicios.
Camas quebradas.
Deudas con los días futuros.
Polvos de novela policíaca.
Oficinas de ciudad.

2

Frente a la ventana de mi cuarto estaba un tendedero y sobre él se veía el cielo, y en las nubes adivinaba el rostro de Mark Twain.
Debería ser lo mismo, estoy exactamente en el mismo lugar, viviendo en la misma casa... pero es distinto.
3

Desde hace días no hago más que caminar sin rumbo. Por eso me siento extraño trabajando.
Creo que es necesario mantenerse en un hilo de esperanza para tener ganas de emprender algo.
Cuando no se espera nada y el siguiente día es una escena idéntica a la del día anterior, hasta el placer se vuelve una condena.

jueves, 12 de febrero de 2009

99 RAZONES QUE DEMUESTRAN QUE EL MUNDO NO ES UNA PORQUERÍA (SE ACEPTAN SUGERENCIAS)

(Takashi Murakami, Flower Ball)

  1. Los ojos grandes

  2. Café caliente

  3. La poesía japonesa

  4. Las tinas con agua caliente

  5. Rain dogs de Tom Waits

  6. Las flores amarillas y pequeñas

  7. El tabaco negro

  8. El Tao Te King de Lao Tsé

  9. Ezra Pound

  10. Jorge Luís Borges

  11. Three imaginary boys de The Cure

  12. Los dibujos de Basquiat

  13. Trilce de César Vallejo

  14. Los crayones pastel

  15. Los rollos de Sushi

  16. Kid A de Radiohead

  17. Una cerveza frente al lago Atitlán

  18. Las librerías de usado

  19. Cabernet Sauvignon

  20. Blue Train de John Coltrane

  21. El Arbol de Diana de Alejandra Pizarnik

  22. Manhattan de Woody Allen

  23. Gilles de Deleuze

  24. Cervantes

  25. The Simpson

  26. Los hermanos Marx

  27. Las Personas del Verbo de Jaime Gil de Biedma

  28. Space Oddity de David Bowie

  29. Las películas de Andy Warhol

  30. Las mañanas de los sábados

  31. Las lámparas de papel de china

  32. Los sofás rojos

  33. Stanley Kubrick

  34. A Room of One's Own de Virginia Woolf

  35. Cathedral de Raymond Carver

  36. CHARLES BUKOWSKI

  37. Erick Satie

  38. La caligrafía japonesa

  39. El chocolate amargo

  40. Las canciones de  Harrison en The Beatles

  41. John Cage

  42. Allen Ginsberg

  43. La luz del sol a través de una cortina blanca

  44. The Meaning of Life de Monty Pyton

  45. THE SMITHS

  46. El Movimiento Perpetuo de Augusto Monterroso

  47.  David Foster Wallace

  48. La Dolce Vita de Federico Fellini

  49. Dave Brubeck

  50. Edgar Allan Poe

  51. Los programas Saturday Night Live de la década del 80

  52. La poesía chilena (Neruda, Teillier, Lihn, Rokha, Lira, Zurita, Bolaño y Parra)

  53. Los personajes femeninos de Werner Rainer Fassbinder

  54. Los sandwiches de queso suizo derretido

  55. El manifiesto Dadá

  56. Los relatos de Donald Barthelme

  57. Dostoievski

  58. La Bauhaus

  59. Beber cerveza Carlsberg en los puentes de Copenhague

  60. La poesía de Samuel Beckett

  61. Las librerías de viejo en La Candelaria en Bogotá

  62. El cielo de noviembre en Quezaltenango

  63. Modern Times de Chaplin

  64. La biblioteca César Brañas a las 10 de la mañana

  65. Las camisas recién planchadas

  66. Monica Belucci

  67. Joy Division

  68. Luis Alberto Spinetta

  69. Summer time con Carmen McRae

  70. Las crónicas de Enrique Gómez Carrillo

  71. Los grabados japoneses

  72. KAFKA

  73. Edward Hooper

  74. Jackson Pollock

  75. Marcel Duchamp

  76. La poesía de Kavafis

  77. Depeche Mode

  78. Jesus and the Mary Chain

  79. Cantar a José José a todo pulmón en el Karaoke

  80. El Gabinete del Doctor Caligari de Robert Wiene

  81. Bitches Brew de Miles Davis

  82. El jugo de zanahoria

  83. Los perros salchicha

  84. Los ventanales grandes

  85. Rimbaud

  86. El viaje a la luna de Meliés

  87. Shakespeare

  88. La consagración de la Primavera de Stravinski

  89. Las Variaciones de Goldberg de Bach interpretadas por Glenn Gould

  90. Las sonatas para piano de Beethoven

  91. Julio Cortázar

  92. La voz de Nina Simone

  93. El jardín de las Delicias de El Bosco

  94. Ikiru de Akira Kurosawa

  95. Fritz the Cat de Crumb

  96. La grama húmeda

  97. Walt Whitman

  98. Los cuadernos nuevos

  99. El olor de los lápices

lunes, 9 de febrero de 2009

EL SEDUCTOR

(Gary Hill, I believe it is an image in light of the other, 1991)


La seducción pura se inserta mientras los labios se abren paso.


El seductor memoriza todas las palabras y las repite hasta desvanecerlas.


El seductor se hace invisible como el pensamiento.


El seductor es el continuo murmullo de un intruso.


miércoles, 4 de febrero de 2009

RECELAR EL ALMA

(Rineke Dijkstra)

La indignación sabe a té
PEQUEÑOS ANIMALES INEXPRESIVOS
DAVID FOSTER WALLACE

Nadie se escapa de recelar el alma. Deseante, desencadenado, triste y estéril. Los que recelan el alma son sombras chinas, lanzan sus proyectiles y sus ojos vomitan sangre. Escupen pero luego beben su baba fría. Saben contradecirse y hacen diversas amalgamas, pomadas de su propio estiércol, creen que hiriendo a profundidad la gangrena tocará la piel sana. Pésimos pesimistas y ventrílocuos de su miseria. Crecen, se derriten como antorchas en la nieve y devoran su propia derrota. Abren la boca en todo tipo de ríos pestilentes y se ahogan bebiendo su propio espejo. Caminan sobre su propia sombra sin poderla reconocer. Esgrimen comentarios y lanzan algunos tímidos cuchillos. Hablan de sí tratando de ser otros y mencionar a otros. Pero es de su propia ruina de la que reclaman un pedazo. Regatean lástima. Se quieren demasiado como para no destruirse solos. Se arrogan el derecho de ensalzar sin motivo a los fermentos de la mediocridad. Quieren ser santos y que se cautive la atención sobre sus escasos cabellos, sus estómagos gruñen de hambre y saltan sus intestinos sin parar, leyendo cada día la maldición que regresa a darles su bofetada. Mal comienzan, mal acaban, todo el mundo es su gran derrota y no saben comenzar de nuevo. Recelan el alma que no tienen, el coraje que no tienen, la angustia que no tienen, el amor que no tienen y así, saben tirarse a la basura, misántropos y ridículos, averiados y simples.

lunes, 2 de febrero de 2009

INHABITABLE


(Antonin Artaud, La Bouillabaisse de formes dans la tour de Babel, 1948)

Mi bitácora está en las anotaciones que hago en los cuadernos.
Cuadernos desobligados y secretos. Repletos de tachones, números de teléfono y manchas de café.
El rastro que le sigo a la coherencia.
Muchos de ellos sólo tienen restos de rabia. De inhabitable felicidad. De empalagosos hallazgos de fracaso.
Ideas antiliterarias y confidenciales. Ideas perras.
Perras y sedientas de whisky.