viernes, 28 de agosto de 2009

MI SOUNDTRACK PARA FELIPE GRANADOS


(Francisco Tún)



Yo pensé que era de esos que se mueren rápido. Vos me entendés. Abría botella tras botella y me sentaba a escribir y a madrugar. La muerte se iba y al volver me encontraba con una esposa y un hijo, con un trabajo nuevo o con un libro a medias.

Tenía entonces las fotos y las palabras de quienes murieron jóvenes. La velocidad de las luces se hacía una sola línea en la carretera. Pensaba que iba a comprarme un revólver, una montaña de pastillas o una soga resistente. Mis palabras quedarían como dulces anécdotas. Escribir, actuar o simplemente decir cosas a los oídos que se desvelaban borrachos conmigo.

Así me fue pasando el tiempo sin acabarme. De pronto las demás cosas tristes y degradadas dejaron de interesarme, mi vida se fue ajustando a la vida, ese bulevar de placeres rutinarios.

La foto de Rodrigo Lira, frente al escritorio, cayó al suelo, lo mismo con todos los demás. Entonces el pacto de morir encaneció conmigo.

Así es. Ayer no pude llegar a despedirme. Te fuiste antes por la orilla del humo. Te encontraste de nuevo con los rostros que decidieron partir antes de agotar todas las verdades y convertirse en eso que nunca pensamos ser.

Ahora que lo pienso, hoy me siento más fuerte que todo eso. Hasta luego amigo.






viernes, 21 de agosto de 2009

EL HORIZONTE CADA NOCHE ES UN SONIDO


(Margarita Azurdia)




*

la luna mira el farol con su línea

quisiera bajar lo necesario para hablar

sólo tiene que mostrar un poco de aire

caer lo suficientemente cerca

dejar sin luz la mitad de la tierra


*

el jardín consonántico donde me enfurecen

las calles y la noches


*

las enormes hojas parecen manos

gente unida a presión

vida

colgar de sus rejas


*

la ventana tiene quebrada la esquina

soplo de frío quema mis dedos

echarme a reír

lentes azules que tengo


*

todos los perros ladran esta noche

alarmas de carros y autopatrullas

y rumores y voces

sabes que cuesta demasiado

pagar el precio por entrar


*

a veces yo también pido una cuerda

pido que esta hoja sea solo un fantasma


apenas visitas mi noche

y te alejas de ella sonriendo



*

corvado el foco se enciende

solo

lamento no flotar

sobre el pasto contaminado


*

en medio de la noche alguien dispara

los pájaros son un lujo y el día un sacrficio

tanto demente y pobre debut


*

quizá llegue a escribir tu carta

esa carta difícil de ser hallada


palabras que se arrastran de sed



*

ciertas paredes

texturas que han quebrado

lápices de piedra


*

te deslizas primero

luego raspas un poco de luz

de los cuerpos


*

desollado o dormido

línea tras línea hasta desaparecer

signos de adicción a la vigilia

promesa de negarme a quien me llama


*

aquí es donde se pensó

alguna vez

una especie de paraíso


*

sé que tocarte es cortar la vida



*

cerrar de largo la orilla


aspirar la oscuridad


*

recuerdo estar solo y esa música

era toda la pared que tocaba


*

hay un rostro en la lámpara que

entre líneas corrige su luz

otra voz

intenta repetir en vano aquel nombre


*

el patio que ha distancia dejamos

a merced de las ventanas

la mísera tarea de estar vivos

congelados en una promesa


*

seguir siendo humo

con las pupilas

corriendo más

corriendo sin

detenerme


*

te suelto desde esta noche

llena de ojos como

arañas blancas


*

el horizonte cada noche es un sonido

puede estar allí donde sólo veo luz

o debajo de las hojas o de las sombras

quizá en el escalofrío vertiginoso

que busca en las paredes su silencio












lunes, 17 de agosto de 2009

IMAGEN DE UNOS SEGUNDOS


(angela bulloch)


esta ciudad ya no es la misma

extensión de luces que cada día

se derramaba


esta ya no es la misma casa

ni la misma demora


por los días cruzan la brisa opaca

y los restos de nuestra extraña

y habitable felicidad


bebes el té que se enfría en tus manos

presientes

que todo lo abandonado sobrevive


entre el viento helado

y la tarde plomiza





jueves, 13 de agosto de 2009

AFORISMO DE OZ

(tracey moffat)

Es fácil sacar a Dorothy de Kansas. 

Lo difícil es sacar a Kansas de Dorothy.



lunes, 10 de agosto de 2009

TERNURA DE LOS DÍAS GRISES




(mariko mori)

62


robando aliento a mis amigos.

la hora de partir de todos los lugares. dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete veces solo.

solo al despedirme de todos los frascos y de todas los labios.

en el insomnio, arrastro un tupper repleto de culpas. yo sigo a cargo de la desolación.

¡qué destino!

urge un fulminante evasivo para las miserias cotidianas.



63


personas no siempre reconocidas o exitosas.

una minoría sencilla y anónima a quienes debo mi vida.

amigos cuando yo no tenía nada para devolver a cambio.

amigos que se disolvieron entre muchos rostros.

algunas veces fui injusto e indiferente.

algunos murieron y a otros no los volví a ver.

en momentos de soledad, no siempre vacíos,

enumero mentalmente a los que nunca se han ido, aunque ya no estén.

pienso en el abrazo, en el plato con comida, en el par de billetes para concluir el mes.

pienso en su ternura simple.

en su ternura de los días grises