jueves, 14 de mayo de 2009

LA NOCHE SIEMPRE QUEDA MAÑANA

(Franz Ackermann)

4


casi tan delgado como un hilo de agua.


5


creo que tengo la fiebre y la ansiedad de los lugares cerrados.

un sorbo a la sopa , leyendo “requiem” de anna ajmatova. esos poemas me conducen al lugar más aislado de la melancolía.

los demás comensales ven un partido de fútbol. otros hablan y nadie se ve tan consternado ni pensando en una rusa tan triste y desganada de todo.

para espantar el fantasma, anoto estas líneas.


6


estar a solas es algo impreciso. quizá se trate de escuchar todas las esquinas de mi interior.

las contradicciones son respuestas violentas, la música exterior que me contamina, suele confundirse con mi propio deseo.

no salgo.

la noche siempre queda mañana.

las sílabas cansadas de esta narrativa.

el círco de luces que se derriten en los rostros y en los escaparates.

y la vida no viene de vuelta. la vida es una y las muertes son muchas. 



 

2 comentarios:

Lester Oliveros dijo...

No sé, la verdad, he tratado de responder con imagenes que rebotan como cuando uno juega al ping pong, la bola flota del texto al centro de algo inpreciso y luego regresa convertida en otra cosa.

Saludos, buena mano Javier, tenes las cartas bajo la mesa.

Julio Flores dijo...

Unete al movimiento BLOGS UNIDOS POR LA PAZ DE GUATEMALA http://hoytengoganasde.blogspot.com/ ingresa y enterate de como participar.