lunes, 18 de mayo de 2009

LAS CALLES QUE NO TERMINAN DE SUCEDER

Elija Liisa Ahtila

7.

vivir un destino. tener una mesa limpia de obstáculos, poner en ella una hoja, tomar el lapicero y trazar esbozos de una idea.

quizá la recompensa sea la página siguiente.

¿cuánto tiempo se pierde comenzando?




8

algún reclamo, el leño se ha vuelto ceniza. la madera verde que ardió junto al papel.

la vocación es resistencia.



9

los libros, los discos, un paquete de cigarros payaso, el círculo de la lámpara y su luz.

de no ser por esa breve luminosidad de las cosas.

de no ser porque se detiene el tiempo cuando los dedos recorren el lomo de un libro y porque algunos sueños habitan ese espacio sin ruido del deseo. el amor toma formas no señalizadas: el rostro que deja una taza de té sobre el escritorio. toda la belleza imperceptible que está contenida en las pequeñas cosas. 


1 comentario:

virgi dijo...

Llego a tu blog y lo que voy viendo me gusta. Te sigo, un saludo.